Pikolinos, naturally good.

Unos zapatos Pikolinos lo son por la calidad con la que están fabricados.

En 1984 nace Pikolinos, de la mano de Juan Perán, su actual presidente, con unos valores claros que consiguen mantener hoy en día, calidad y comodidad por encima de todo. A lo largo de estos 30 años la empresa ha experimentado una gran expansión. En 2002 se lanzaron a abrir su primera tienda y desde entonces su crecimiento ha sido exponencial.

La piel es la absoluta protagonista de las líneas de calzado para hombre y mujer, y la mejor forma de asegurar la calidad del material con el que hacen sus zapatos es tratarla ellos mismos. En 2006 se inaugura Pies Cuadrados, la factoría en la que dan ese aspecto tan representativo  a las pieles que finalmente componen los productos de la marca.

Fachada Pies Cuadrados

Mural decorativo factoría Pies Cuadrados

En la factoría Pies Cuadrados curten las pieles que se utilizan para la confección del calzado Pikolinos.

El proceso para conseguir la piel natural tan característica de la firma empieza en Bangladesh, lugar de origen de la materia prima donde Pikolinos cuenta con un equipo de 10 personas encargadas del control de calidad de las pieles que llegan a la empresa curtidora que posee la propia marca.

Las pieles son manipuladas con sumo cuidado y siempre con productos naturales, los tintes que utilizan son de base acuosa y jamás se utilizan disolventes por lo que el proceso de tratado de la piel es totalmente inocuo para el medio ambiente. La factoría cuenta con 12.000 metros cuadrados y unos 40 trabajadores en plantilla, de los cuales 10 están encargados de supervisar la calidad de las pieles para asegurar un acabado final a la altura del producto de Pikolinos.

Pieles Pies Cuadrados

La fabricación del zapato en si se hace en la factoría que Pikolinos tiene en Elche, en ella han implantado un sistema de trabajo de mejora continua en el que su principal protagonista es el producto. En cada uno de los estadios el artículo pasa por exhaustivos controles de calidad para asegurar un resultado final acorde con la imagen de la firma.

Vista alta fábrica Pikolinos

El sello de identidad característico de la marca es sin duda el acabado que se consigue con el cepillado-manchado artesanal con cera de abeja y que hace a cada par único. Acabado final Pikolinos

A parte de responsable con el entorno y el medio ambiente, la firma Pikolinos es un referente en cuanto a solidaridad y obra social. “Devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad me ha aportado”, bajo esta premisa Juan Perán creó la fundación Juan Perán-Pikolinos en 2007. Más de 16.000 familias se benefician de sus proyectos en España, Perú, Guinea Bissau, Kenia, entre otros.

Fundación Pikolinos

Así que ya sabes, cuando compras un par de zapatos Pikolinos, estas calzando moda a la vez que cuidas el medio ambiente y colaboras en proyectos sociales y humanitarios. ¿Qué más se puede pedir?

Nos leemos pronto 😉

 

Pepa Mirete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.